El suicidio de Keith Flint significó un sacudón enorme para los integrantes de The Prodigy. “La noticia es cierta, no puedo creer que esté diciendo esto, pero nuestro hermano Keith se quitó la vida durante el fin de semana. Estoy conmocionado, jodidamente enojado, confundido y con el corazón roto…hermano herido “, escribió el DJ Liam Howlett en su Instragam, confirmando la triste noticia. Sin embargo, después de varios meses de silencio, el grupo electrónico confirmó la continuidad de The Prodigy en un posteo en Twitter.  “De vuelta en el estudio haciendo ruido. Nuevas canciones de The Prodigy van a llegar, boooom”, tuitearon desde la cuenta oficial de la banda. Resta saber si esta etapa será con un nuevo vocalista o sí quedará vacante el espacio vació que dejó Flint, quien falleció el 4 de marzo de este año.

Por otro lado, se dieron a conocer nuevas revelaciones sobre los posibles motivos del suicidio de Flint. Desde Daily Mail, informaron que el cantante tenía una deuda con Hacienda de su país de casi 8 millones de euros, que fue finalmente descontada de su patrimonio valuado en 12 millones. Lo mismo ocurrió con su cadena de pubs De Bohun Inns Limited que debía más de medio millón de euros en impuestos. Más allá de la cuestión económica, su entorno asegura que la razón por la cual se quitó la vida tiene que ver con un profundo pozo depresivo en el que entró tras la separación con la DJ japonesa Mayumi Kai. En algunas entrevistas, Flint reconoció que su pareja había sido fundamental en su recuperación en las adicciones que lo aquejaban.  Sin embargo, hace tres años la unión sentimental se quebró y Flint sufrió una recaída en su estado anímico. Algunos medios ingleses echaron a correr el rumor de que el músico había retrasado la venta de la casa en donde vivía con ella, con la esperanza de reflotar la relación.