Este quinteto sueco, que nació en 1994 y se separó en 2008, está de vuelta con su formación original y arribará por primera vez a Sudamérica, con fechas en Chile, Brasil y Argentina. Hablamos con su baterista, Robert Eriksson, sobre la reunión con sus compañeros, la actualidad del rock escandinavo y sobre cómo cambiaron su sonido a través de los discos.

-La reunión de Hellacopters parecía ser un evento único para su 20 aniversario como banda,
pero se mantuvieron juntos desde entonces. ¿Qué te hizo seguir?
-¡Se sintió bien! No sabíamos cómo iba funcionar volver a tocar juntos de nuevo, así que solo
reservamos un show para empezar a ver cómo funciona. Todos lo pasamos bien juntos y
acordamos que deberíamos reservar más shows pero tomar una cosa a la vez. Entonces, en
lugar de tener 100 shows en fila, reservamos algunos y hacemos esos y luego reservamos
algunos más. Y así.

-A lo largo de los años, el grupo evolucionó hacia un rock más clásico con guitarras más
limpias. Rock & Roll is Dead (2005) es un buen ejemplo de esto. ¿La presencia de Dregen en
esos álbumes habría garantizado más distorsión?
-Siempre comenzamos a grabar y las influencias que teníamos en ese momento hicieron cómo
sonaban nuestros discos. En el momento en que hicimos Rock & Roll is Dead, Nick acababa de
hacer un álbum soul con The Solution y estaba muy metido en eso, es por eso que hay algunas
canciones que suenan con esa vibra en ese disco. Otro ejemplo: alrededor de 1999/2000
estuvimos de gira por los Estados Unidos y escuchamos mucho rock sureño y rock clásico en
esos viajes interminables en camionetas para el próximo espectáculo. Supongo que eso hizo
que nuestros discos en ese momento (High Visibilty & By the Grace of God) sonaran un poco
más hacia el rock clásico. Por lo tanto, nuestro sonido siempre ha evolucionado dentro de los
miembros de la banda y nuestros sonidos siempre han sido una decisión de la banda y si
Dregen hubiera continuado con nosotros, estoy seguro de que los discos habrían sonado
diferente pero, de nuevo, nunca lo sabremos.

-Los Hellacopters encabezaron la gran ola de roca escandinava de los años 90. ¿Cuál es su
visión de esos años y cómo ve la situación actual de la escena del rock en esos países?

-¡Creo que la escena del rock, por así decirlo, fue genial! A finales de los 90 hubo un montón de
espectáculos de punk y rock y todo estaba subiendo. A principios de los años 00, nosotros y
algunas bandas más crecimos y comenzamos a tocar en todo el mundo, lo que potenció la
escena local. ¡La escena del rock ahora está muerta, por eso se necesita una banda como
nosotros! Todavía tenemos bandas aquí en Escandinavia como Turbonegro, Backyard Babies,
Michael Monroe y las recientemente reformadas Gluecifer & Flaming Sideburns. ¿Pero una
nueva generación? Claro que hay un montón de bandas underground que tocan, y siempre
habrá, pero para las grandes masas la escena musical ha cambiado mucho hacia la música
electrónica, así que creo que es más difícil que nunca si tienes una nueva banda de rock si
quieres convencer a las compañías discográficas, a la prensa, al público, etc. Si miras los
grandes festivales de música que tiene todo tipo de bandas, son muy pocas las que
simplemente suben y tocan canciones con la batería, el bajo y la guitarra tradicionales. Los que
lo están haciendo grande son básicamente bandas de metal.

-En 22 años de carrera, esta es su primera gira en América Latina. ¿Qué les comentó Dregen
sobre lo que experimentó con el público argentino durante su visita con Backyard Babies en
2017?
-Nos dijo que las reacciones del público fueron realmente geniales. ¡Todos estábamos ansiosos
por estos espectáculos!

-¿Qué tipo de show van a experimentar tus fanáticos sudamericanos? ¿Se van a centrar en
alguna etapa especial de su carrera?
-¡Tienes que esperar y ver! Es divertido hacer una lista de canciones de todos nuestros
registros, ya que todos suenan diferentes entre sí. En estos días queremos cubrir todas las
épocas y reproducir canciones de casi todos nuestros discos.

-Tu último álbum discográfico fue Head Off (2008). ¿Estás planeando ir al estudio de
grabación para grabar algo nuevo?
-Hemos tenido algunas sesiones, así que hasta ahora se siente bien, pero es demasiado pronto
para saberlo. Pero si algo sale, ¡debe ser al menos tan bueno como cualquier otra cosa que
hayamos sacado!

La gira sudamericana pasará por Santiago de Chile (Blondie, el 12/3); Buenos Aires, Argentina
(Teatro Flores, el 13/3) y San Pablo, Brasil (Fabrique, el 14/3)

Deja unComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *