Foto: Pepe Cáceres (Archivo Soy Rock)

Desde 2018, Christian Pity Álvarez está detenido en el sector del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) del penal de Ezeiza y anoche fue internado por un pico de diabetes. El cantante de Viejas Locas e Intoxicados, privado de su libertad, acusado de matar a un hombre en Villa Lugano, no estaba bien de salud y su madre, Cristina Congiú, lo venía denunciando.

“Hace rato que viene mal, no le daban pelota”, le dijo su mamá a la agencia de noticias Télam y agregó: “La diabetes es reciente, provocada por la desidia y por la mala atención por parte del Estado, sobre todo en ese penal”. Actualmente se encuentra en el Hospital Eurkenian de Ezeiza, donde está siendo tratado por su reciente enfermedad. La salud del músico ya venía deteriorada, y justamente estaba en Prisma por su avanzada adicción a las drogas.

Según Télam, una fuente penitenciaria habría declarado: “Se espera que en el día de la fecha ya se estabilice y vuelva al Complejo Penitenciario 1. No tuvo mayores complicaciones desde entonces, pero está en observación”. Pity está imputado y esperando ir a juicio oral acusado del homicidio de Cristian Maximiliano Díaz, quien falleció el 12 de julio de 2018. Pity le habría disparado cuatro veces y se enfrenta a una pena de 10 a 25 años de cárcel.

Sigue leyendo: Pity Álvarez (2006): “El poder de la velocidad de la mente es mucho más grande que el de la luz”

Deja unComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *