¿Cómo resumir 50 años de historia? ¿Cómo hacerlo si esa historia es la de dos jóvenes estudiantes argentinos que supieron cómo cantarle a sus miedos, sensaciones e inseguridades, produciendo una identificación tal que, 50 años después, siguen pegando en los corazones de los adolescentes? A fines de 2019 se cumplieron cinco décadas del nacimiento de Sui Generis, el grupo que catapultó al éxito a Charly García y Nito Mestre. Para celebrarlo Nito comanda #AméricaCantaSui, un proyecto al que el cantante define como una comunidad. “No es un concurso. No tiene final”, sentencia del otro lado del teléfono, instalado en Miami, Estados Unidos. Allí, tan lejos del porteño Instituto Social Militar Doctor Dámaso Centeno donde todo comenzó, pero tan cerca gracias a esta movida que es todo una red de homenajes y música, Mestre hace su cuarentena por el COVID-19. “Me encontró aquí, en plena gira”, cuenta. Un tour en el que celebraría el medio siglo de Sui con shows en Latinoamérica, Europa y, obviamente, Estados Unidos. Pero la pandemia no detuvo los planes y Nito cuenta de qué se trata #AméricaCantaSui: “La idea comenzó hace dos años, pero ahora esto de la cuarentena nos llevó a hacerlo vía redes sociales, porque la gente está adentro. Los homenajes que nos envían, desde todas partes del mundo, se suben a YouTube, Instagram y hay una lista en Spotify, también. En un futuro, la idea es que podamos interactuar con ellos, con algunos, y luego hacer un documental sobre todo lo que sucedió. La base de todo es que Sui Generis está cumpliendo 50 años del primer show. La gente que nos llevó al lugar que ocupamos, es ahora la que nos homenajea. Charly y yo solo somos espectadores, en este momento, de lo que está sucediendo”. Los fans, entonces, son los que envían sus versiones con el hashtag #AméricaCantaSui y un grupo de colaboradores dispersos entre Miami, Colombia y Argentina, se encarga de juntar el material, curarlo y subirlo a las redes creadas para tal fin. En el canal de YouTube se acumulan 150 videos, entre los que pueden verse decenas de apasionados por el dúo (algunos músicos profesionales y otros no tanto) cantando -a su manera- clásicos como “Aprendizaje”, “Confesiones de Invierno”, “Cuando comenzamos a nacer” o “El tuerto y los ciegos”. También hay amigos y colegas homenajeándolos y contando anécdotas sobre ellos. Desde el actor Martín Bossi a compañeros de ruta como León Gieco, Alejandro Lerner, Leo García o Juan Carlos Baglietto. Pero lo que más llama la atención son los más jóvenes, adolescentes como el argentino Nicolás Vallejos (que grabó todos los instrumentos y cantó “Mr Jones”), la colombiana Pedrina que convirtió “Quizás porqué” en un tributo a la tarea de distintas mujeres, o lxs Twi5ter que arrasaron en visitas con su versión de “Mariel y el Capitán”.

Twi5ter – “Mariel y el capitán”

“A mí me sorprenden las edades de los chicos que nos mandan las versiones. Hay de todo, además. No tengo explicación para eso, debe haber miles de razones. Calculo que hay muchos que se criaron escuchando Sui, pero lo importante es que es algo que tocó a los adolescentes en su momento, pero que hoy también. Hay una magia alrededor de Sui que no la tuvieron otras bandas, evidentemente. Eso se traslada de generación en generación. Es fantástico”, analiza Nito. “Es como preguntarse por qué los Beatles trascendieron. Salvando las distancias, yo diría que es muy similar a lo que sucede con ellos. Queríamos que pase eso. ¿Por qué pasa? Tendría que verlo un sociológo (risas) Para mí es más fácil, se juntaron los planetas en el mismo lugar, lo soñamos y pasó. También influye que los dos sigamos en carrera, es muy distinto cuando los integrantes desaparecen. Si Paul McCartney no hubiera seguido tocando sería otra la historia, por ejemplo. O George Harrison durante el tiempo que vivió. O Ringo Starr con su súper banda. En este caso, los dos seguimos adelante, no nos separamos de mala manera”, amplía Mestre no sin antes dejar un guante en el aire para quien lo quiera recoger: “A los músicos y amigos que lean esto, les pido que se animen y nos sorprendan con alguna versión”.

Pedrina – “Quizás, porqué”

Nito recuerda tres momentos de su vida

20/10, su primer disco solista que en 2020 cumple 40 años desde su lanzamiento
“Fue una grabación divina. Otro de esos momentos donde se juntaron los planetas. Me había separado recién de Los Desconocidos de Siempre, entonces tenía toda la libertad de elegir los músicos con los que tocar. Tenía muchas canciones ya compuestas, frescas. Cerramos el estudio dos semanas durante agosto de 1980, lo tenía todo para mí. Iba todos los días a los estudios ION a grabar, en una especie de burbuja, ocupándome al 100% del disco. Tengo un recuerdo muy lindo de los músicos, de Lapo Gessaghi, que ya no está entre nosotros, del Mono Fontana, de Carlos Tribuzi, de Pablo Fernández… De los invitados: el Negro Rada, Charly, Pedro Aznar… Fue una grabación muy libre. El bajista iba a ser Beto Satragni pero al final no pudo y entró Tribuzi. La tapa la hizo Rubén Andón, hubo mucha gente que estuvo girando alrededor y sumó”.

Porsuigieco y la posibilidad de un reencuentro formal
“Nos reunimos a cada rato con León (Gieco) y Raúl (Porchetto). Hacer algo es una cuestión de combinar horarios, como dicen. En este momento cada uno está en lo suyo, entonces es más difícil. Ambos mandaron sus versiones de “Canción para mi muerte” para América Canta Sui, eso sí. En un momento pensamos en grabar alguna cosita, pero es complicado sobre todo por León que está en un lugar donde sólo tiene un teléfono, se complica por lo técnico”.

El final de Sui Generis y “Ha sido”, el disco que no fue
“El ánimo era super bueno, de hecho nos planteamos seguir después de los shows en el Luna Park en 1975. Lo que pasa es que tuvimos ese accidente en la ruta entre Caleta Olivia y Comodoro Rivadavia. Ahí paramos todo. ¿Si queda algo inédito? Todo eso que se grabó pertenecía a un estudio que cerró, y cuando cerró esas cintas desaparecieron. Nunca se supó qué pasó, pero seguramente no quedó nada”.

Ariel Leyra – “Tribulaciones, lamentos y ocaso de un tonto rey imaginario (o no)”

Deja unComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *