Fue una noche llena de estrellas la del sábado pasado, en el Greek Theatre, de Los Ángeles. El recital de Hollywood Vampires, el súper grupo conformado por Alice Cooper, Joe Perry y Johnny Deep, contó con dos invitados de peso. El primero fue Marilyn Manson, quien se despachó con una versión de “I’m Eighteen”, un clásico de Cooper perteneciente al álbum A Fitsful of Alice (1997). El otro invitado especial del show fue Steven Tyler. El vocalista de Aerosmith se hizo cargo en la voz de la conocida “Train Kept A-Rollin”, de Tiny Bradshaw.

Hollywood Vampire se formó en el 2015 con el objetivo de homenajear a figuras del rock fallecidas en la década del setenta. Cooper, Perry y Deep son la base permanente del grupo por el cual también han pasado fugazmente Duff Mackagan y Matt Sorum, de Guns N’ Roses, y Robert de Leo, bajista de Stone Temple Pilots. El disco debut tuvo la participación estelar de Paul McCartney, Dave Grohl, Joe Walsh, Slash, Brian Johnson, Cristopher Lee y Perry Farrel. Rise es el nombre del próximo álbum que ya fue grabado y estará disponible el 21 de junio.