lars
Lars Ulrich, baterista de Metallica

Mientras algunos artistas y festivales ya están pensando en reactivarse, tanto en Europa como en América, el baterista de Metallica sigue siendo pesimista frente al negocio de la música. “Las buenas noticias con respecto a los conciertos en vivo es que cuando Metallica y otras bandas similares hagan conciertos en grandes estadios nuevamente, entonces se podrá decir que el COVID-19, como lo conocemos ahora, se acabó”, dijo Lars Ulrich entrevistado por la CNBC.
Como muchos otros artistas alrededor del mundo, Metallica buscó la manera de seguir en movimiento y en agosto grabaron un show que se mostró en diferentes autocines. Más de 300 teatros al aire libre en Canadá y los Estados Unidos se colmaron de coches con fanáticos que disfrutaron de su música favorita, con distancia social. Pero para Lars, esto resultó algo excepcional: “Fue un éxito, pero al mismo tiempo, creo que es más un evento único. No creo que sea algo que puedas hacer con demasiada frecuencia. El factor de agotamiento es demasiado grande”.
Mientras que en países de Latinoamérica como Argentina y Uruguay, las medidas se van flexibilizando con la llegada del verano y el anuncio de una vacuna que frenará la pandemia, el hemisferio norte se acerca al invierno y Ulrich asegura que “la espera seguirá siendo larga”. Casi agorero, el baterista afirmó que hasta dentro de un año no habrá recitales multitudinarios: “Yo diría… tercer trimestre, otoño del próximo año (septiembre de 2021), como muy pronto, es lo que estamos apostando ahora”.

Así se vio el show de Metallica en un autocine, desde un coche en Quebec, Canadá

Deja unComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *