La Renga es un grupo que genera un sentido de pertenencia entre sus seguidores. Una especie de comunión que hace que todos se sientan hermanados entre si. En el sitio Notas publicaron una historia que da cuenta de este fenómeno. Una chica de Laferrere de 26 años, llamada Ayelén, contó el grupo de Facebook “Los mismos de siempre”, que regalaba su entrada de La Renga para el recital del 26 de agosto, ya que no consiguió quien le pudiera cuidar a su hija: “Soy una mina que no sale ni a la esquina más que para ir a laburar, vivo para mi hija. La Renga es lo que me llena el alma, me ayuda a salir un poco de la rutina de mierda que tengo y no poder ir esta noche me da un dolor terrible”. Esta situación generó una cadena de actitudes solidarias para hacer lo posible para que Ayelén no se quedará sin ver el regreso de la banda de Mataderos a los escenarios porteños, después de una década.

Para empezar, la joven recibió un montón de comentarios de gente que se ofrecía a cuidar a su hija. Por otro lado, Eduardo Sempé, uno de los productores del recital, se comunicó con ella y le ofreció uno de los palcos para que pudiera asistir con su hija al recital para que pudieran estar seguros. “Mi hija se sabe las letras porque siempre suena La Renga en casa. Saltó, cantó y me dijo que estaba feliz por mí”, le contó la joven a Notas sobre cómo vivieron las dos el show. La vuelta a su barrio fue complicada, por el horario y le lejanía de su hogar, pero también recibió la ayuda del público. De esa manera, terminó una jornada en que la solidaridad de la “familia renga” hizo posible que Ayelén pudiera vivir un show inolvidable.

Otro momento muy significativo del show del sábado (que fue transmitido por el canal oficial de YouTube de la banda, algo que ha sucedido en los los últimos recitales antes de esta seguidilla en Huracán) fue este, que quedó retratado en video: un joven ciego saltando con su bastón en la mano, en plena popular del Tomás A Ducó

“Tenemos que decirles que este miércoles que viene se termina. Que lástima, porque teníamos muchas ganas de seguir tocando, pero bueno empieza el fútbol y hay que entregar la cancha. Así que el miércoles que viene los vamos a extrañar”, dijo Chizzo antes de “Hablando de la libertad” y anunció así el final de la histórica serie de seis shows en Huracán.