Del lado venezolano del Puente Internacional Las Tienditas se llevó a cabo el festival “Hands Off Venezuela”, que remite a la frase del presidente del país caribeño, Nicolás Maduro, contra Donald Trump. Del lado colombiano, el “Live Aid”, organizado por el magnate estadounidense Richard Branson, bajo la consigna de “ayuda humanitaria en Venezuela”, que contó con la presencia de Maluma, Alejandro Sanz, Maná, Juanes, Carlos Baute, Carlos Vives, Diego Torres, El Puma Rodríguez, Juan Luis Guerra, Lele Pons, Luis Fonsi y Ricardo Montaner. En “Hand Off Venezuela”, Bersuit Vergarabat fue el grupo argentino participe de un lado de esta grieta festivalera. “Trump, tomátelas” y “Fuera Macri de mi país” son algunas de las frases sueltas que se escucharon entre tema y tema, en la media hora que duró el show, que cerró con la canción “No vengan (con armas a casa)”. El vocalista Daniel Suárez explicó los motivos por los cuales adhirieron al evento que se realizó en el estado de Táchira: “Hemos venido en apoyo al pueblo venezolano, que tanto cariño nos ha dado ¿Cómo no vamos a estar acá ahora que el pueblo está luchando por la paz, la soberanía y diciéndole no a la usurpación y la guerra?”. “Somos países libres y soberanos y no queremos más intervención de otros países del mundo por fuera de lo que nosotros podamos decidir. Creemos que Venezuela tiene todo el derecho del mundo a elegir su propio destino”, afirmó  Suárez al referirse a la posibilidad de que Estados Unidos intervenga en el país. “A veces te dicen: ‘pero te vas a tocar a Venezuela, ahí están en guerra, está todo mal’. Entonces les contesto: ‘¿Por qué no me preguntás a mí en lugar de ponerte a ver la televisión?’ La postverdad, se está instalando en el mundo”, finalizó el músico.

La semana pasada, Roger Waters se manifestó en contra del “Live Aid” que montó Branson, en la frontera entre Venezuela y Colombia: “Nada de lo que se está promoviendo tiene que ver con las necesidades del pueblo venezolano, con la democracia ni con la libertad, y mucho menos con ayuda”. En ese sentido, Waters afirmó tener “amigos en Caracas” y niega que la situación que describen la mayoría de los medios de comunicación se ajuste a la realidad de lo que ocurre en la nación que preside Maduro: “No hay señales de supuesta dictadura, no hay encarcelamiento masivo de opositores, no hay eliminación de la prensa, nada de eso está sucediendo a pesar de que esa es la historia que se nos está vendiendo al resto del mundo”. “Lo único que debemos hacer es apartarnos de esto que nos quieren imponer, particularmente Richard Branson ¿De verdad queremos que Venezuela se convierta en otro Irak, Siria o Libia?”, agregó y pidió que se les deje ejercer a los venezolanos su derecho a la autodeterminación. Por su parte, Brandson, dueño de la marca Virgin, contestó las críticas de Waters: “Dijo que Venezuela es una democracia verdadera, que no es una dictadura, que la gente no sufre en Venezuela. Yo creo que es uno de los pocos músicos en el mundo que honestamente no sabe lo que habla”.