Jack White dio a conocer algunos métodos que le sirven para salir relajado antes de dar un recital. “Bebo Red Bull, un chupito de whisky. Rompo cosas con un bate de béisbol detrás del escenario. Tienes que prepararte para la histeria”, reveló el guitarrista a la revista New Yorker. De esta manera toma sentido que el ex White Stripes haya invertido hace unos años en una compañía de bates de béisbol.

Esa actitud destructiva contrasta con el ambiente de silencio y meditación que necesita a la hora de componer. El músico está trabajando en su tercer disco solista y comentó como es el proceso creátivo: “Voy a intentar escribir canciones donde no me puedan escuchar los vecinos. Y quiero escribir como Michael Jackson lo haría: en vez de componer por encima de los instrumentos o tararear melodías, piensas en ellas. Quiero hacerlo todo con mi cabeza, en silencio y en una sola habitación”.

También dio detalles sobre el ambiente en el que está trabajando. Para registrar sus canciones usa una grabadora de cinta a cinta que compró cuando tenía 14 años con plata haciendo tareas de jardinería en las casas de sus vecinos. Se encierra en un cuarto vacío donde sólo tiene sus instrumentos y el único contacto con el exterior son 4 ventanas que tienen las cortinas cerradas.