En los primeros años de Kiss, Gene Simmons sufrió un accidente terrible en el escenario. Era diciembre de 1973 y recién empezaban a probar con llamaradas en vivo durante un show en New York junto a Iggy Pop y Blue Öyster Cult. Esa noche el pelo del bajista comenzó a prenderse fuego por la cantidad de laca que llevaba en su peinado. Pasaron 43 años y otra vez Simmons fue victima del despliegue escénico de su banda. Esta vez solo fue una caída, en medio de un concierto en Bozeman, Montana, mientras tocaban “Rock And Roll All Nite”. El músico dio unos pasos hacia atrás, se chocó con un escalón y cayó de espaldas. Por suerte lo levantaron rápido y siguió adelante sin problemas, como se puede ver en el video. ¡Que no decaiga, Gene!
[insertar-video link=”https://www.youtube.com/embed/qWc0qXu9VRc”]