Vienen de palos diferentes: uno pertenece hace décadas a la escena mainstream del rock nacional; el otro hizo su camino en el under platense y logró el reconocimiento de propios y extraños gracias a un puñado de canciones sensibles y minimalistas, en clave low fi. Dos generaciones se encontraron ayer en el teatro Margartia Xirgu, en el barrio de San Telmo, durante un recital a beneficio que brindó Fito Páez para “El Nido”, una institución educativa basada en la pedagogía Waldorf. En ese contexto, el rosarino invitó al escenario a Santiago Motorizado, líder de El Mató a un Policía Motorizado. “El Tesoro”, canción perteneciente a La síntesis O’Konor, fue la pieza musical que interpretaron juntos, en una versión acompañada sólo del piano de Fito, que le dio un aura intimista a uno de los hits que tiene el grupo oriundo de La Plata. En el medio del la canción, Santiago le dedicó un “te quiero Fito” al músico rosarino.

Antes de despacharse con esta sorpresa, Páez explicó como llegó la musica de El Mató a una Policía Motorizado a sus oídos y como se gestó esta unión: “Hace muchos años escuché una banda en una película preciosa, en la que después tuve la suerte de hacer la música con Luis Alberto – Spinetta – (…) y había una banda que sonaba y que me pareció muy genial, estaban arrancando, era El Mató a un Policía Motorizado, y me hice fan desde allí. Hoy me llamó Jorgela, mi amiga, y me contó que Santiago venía al concierto, así que lo llamé y le dije, vení man, vamos a cantar algún tema tuyo. Así que quiero invitar a Santiago Motorizado”.