Los diferentes vaivenes que hubo con la organización del festival por el 50 aniversario por Woodstock hacían presagiar este final. “Nos entristece que una serie de contratiempos imprevistos haya hecho imposible participar en el festival que imaginamos con la gran alineación que habíamos reservado y el compromiso social que estábamos anticipando”, escribió Michael Lang, cofundador de Woodstock Music and Arts Festival, en el comunicado que anuncia la cancelación del evento. Hace unos días se había informado el cambio de sede de Watkins Glen (Nueva York) a Merriweather Post Pavilion, en Maryland (Columbia). Sin embargo, de la grilla de artistas encabezada por The Killers, Santana, Dead & Company, John Fogerty y Jay-Z, ninguno de los grupos aseguró su presencia en el nuevo lugar asignado para el festival. Las trabas tenían que ver con que la nueva locación se encontraba a 400 kilómetros de la original y los contratos firmados estaban atados al hecho de tocar en Watkins Glen.

“Debido a problemas de radio conflictivos en el área de DC, muchos artistas no podían participar y otros se bajaron por otros motivos. Quisiera alentar a los músicos y agentes, a quienes se les ha pagado completamente, a que donen el 10% de sus honorarios a HeadCount o las causas de su elección en el espíritu de la paz”, solicitó Lang. “Agradecemos a los artistas, fanáticos y socios que nos apoyaron, incluso ante la adversidad. Mis pensamientos se dirigen a Bethel y su celebración de nuestro cincuenta aniversario para reforzar los valores de la compasión, la dignidad humana y la belleza de nuestras diferencias abrazadas por Woodstock”, finalizó el cofundador del festival. Por su parte, Greg Peck, director del Woodstock 50 opinó: “La desafortunada disputa con nuestro socio financiero y los procedimientos legales resultantes nos desviaron del curso en una coyuntura crítica, sacudiendo nuestros planes y obligándonos a encontrar un lugar alternativo para Watkins Glen. Eso significaba que teníamos pocas opciones para que nuestros artistas pudieran actuar. Trabajamos duro para encontrar una manera de producir un tributo adecuado, y algunos grandes artistas se subieron durante la última semana para apoyar a Woodstock 50, pero el tiempo simplemente se nos acabó. Estamos muy decepcionados y agradecemos a todos nuestros seguidores, incluido el equipo en Merriweather Post Pavilion y el Ejecutivo del Condado de Howard, Calvin Ball. Los valores de paz y tolerancia de Woodstock son hoy más importantes que nunca para todos nosotros, y miramos hacia el futuro buscando formas de honrar y celebrar estos ideales”.