El informe forense publicado por la BBC sobre las causas de muerte de Keith Flint, vocalista de The Prodigy aporta un poco más de certezas sobre los últimos minutos de vida del músico. La forense encargada de la investigación, Caroline Beasley-Murray, reveló que encontraron cantidades no especificadas de cocaína, alcohol y codeína, en el organismo del cantante. Flint fue hallado sin vida en su casa de North End (Inglaterra), con signos de ahorcamiento, el 4 de marzo. “Nunca sabremos lo que estaba pasando en su mente en esa fecha. He considerado el suicidio. Para afirmar eso, tendría que haber encontrado que, en el balance de probabilidades, el Sr. Flint formó la idea y tomó una acción deliberada sabiendo que eso causaría su muerte. Teniendo en cuenta todas las circunstancias, no encuentro que haya pruebas suficientes para eso”, declaró Beasley-Murray. La forense tampoco pudo aseverar que la muerte haya sido accidental. The Prodigy tenía una gira programada por Estados Unidos, para mayo, en donde presentarían su reciente disco No Tourist, en varios festivales. Por otro lado, Flint había revelado públicamente sus problemas de adicción y depresión, y que su pareja, la DJ japonesa Mayumi Kai, resultó fundamental en su recuperación. Sin embargo, hace tres años se separaron y Flint sufrió una recaída en su estado de ánimo. Algunos medios ingleses echaron a correr el rumor de que Flint había retrasado la venta de la casa en donde vivía con ella, con la esperanza de reflotar la relación.