Discos de Cabecera: “Elijo Daydream Nation, de Sonic Youth. No fue el primer disco de rock al que accedí, pero si marcó mi pre-adolescencia porque fue el primer disco de noise experimental que llegó a mis manos. Me cambió la cabeza. Y la presencia de Kim Gordon me parecía increíble, porque si bien escuchaba bandas donde había mujeres (Pixies, Smashing Pumpkins) acá era otra cosa, era punk. Me acercó a toda la movida de Riot Grrrl. Por kim gordon me entraron ganas de meterme de lleno en las bandas punks conformadas solo por chicas. Se le daba otro lugar a la mujer ahí. Otra centralidad” (Agustina). “Elijo Powerslave, de Iron Maiden. Si bien durante mi adolescencia disfruté mucho su música, creo que elijo este disco porque conocí a Maiden como a los 12 años, y porque Maiden me introdujo en una dimensión distinta a la que otros artistas me habían mostrado previamente. Creo que experimenté por primera vez cómo la música podía trascender el sonido y generar todo un “universo” mucho mas vasto. Mi primo tenía toda su habitación forrada con posters de Eddie. Fue como un click para mí. Además me gustaban mucho los comics en esos tiempos, por lo que todo eso me sedujo mucho más. Cada miembro de la banda era un universo en sí mismo, el arte, la ropa, la tipografía, la actitud, las fotos, las temáticas de las canciones, todo estaba perfectamente interconectado” (Danilo). “Elijo Loveless, de My Bloody Valentine. Al margen de que fueron los primeros en plasmar ese mix de sonido único (y además muy influenciados por la gente pionera del noise y melodías nostálgicas cómo Lou reed, Sonic Youth, The Cure) siempre me marcó el riesgo que tomaron en cuanto a la desestructura, a la deconstrucción y el lugar que ocupan cada elemento en sus canciones. Hasta el día de hoy me sigue pareciendo novedoso y auténtico” (Maxi).

Un show: “Hay uno de nuestros primeros años como banda. Era mediados de 2016 y hacía un año que habíamos lanzado nuestro primer disco A le la. En ese disco, había un tema llamado “Su calma”, que tenía un cierre medio ‘heroico’ con unas melodías de trompeta. Como la banda no tenía trompetista solíamos utilizar un sample en el final de ese tema, al menos eso esperaba yo. Bueno, estábamos tocando en Libario, un bar en el barrio de Palermo. Cuando se acercaba el desenlace, y se venía la coda, veo por el rabillo del ojo que una persona se sube al escenario. Giro la cabeza y había un tipo, parado al lado mio, con una trompeta en la mano. Primero me pregunto ¿qué onda? Inmediatamente giro la cabeza para el otro lado y lo miro a Maxi Román, el guitarrista (todo esto mientras el tema transcurría). Maxi me devuelve la mirada y se ríe. Yo lo quería matar, no podía decirle nada porque justo tenía que cantar. Veía de costado que Maxi se moría de risa. La cosa es que el trompetista, un tal “Lucho”, hace el solo impecable, la gente se pone loca y todo termina bien. Pero no me olvido mas el calor que me hizo pasar Maxi con su pequeña ‘broma'”.

Autodefinición: “Biomas es una búsqueda constante, permanente y a veces vertiginosa. Por momentos la base es pop, pero con un clima muy oscuro. Hay elementos de rock alternativo, de no wave, de shoegaze, de grunge, de pospunk. Hay un fuerte amor por los Redondos y por Charly. Por Epumer y Courtney Love. Miles. Somos tremendamente melómanos. Pero mas allá de las influencias musicales, creo que nuestras grandes influencias provienen de otras vertientes del arte: del cine (Kubric, Hitchcock, Fincher, Lynch, Noé), de la literatura. (Burroughs, Lovecraft, Phillip Dick), incluso de la filosofía. En nuestra sala hay posters de El club de la pelea y al lado una foto de Jordan. Eso es algo muy lindo como grupo humano, el nivel de goce de compartir entre nosotros las miradas de todos esos heroínas y héroes, en un gran minestrón, del que surgen nuestras canciones. Un poco nerd todo, jaja. Por ejemplo, antes de la pandemia, nos encontrábamos realizando sesiones para 25 personas en nuestra sala, que está ubicada en el barrio de Flores, proyectando una película, y musicalizándola con nuestro show. En las dos primeras ediciones recuerdo que proyectamos Eraserhead y El exorcista. Estamos planeando hacer un podcast muy pronto”.

Origen: Buenos Aires

Integrantes: Danilo Miocevic (voz, segunda guitarra, teclados), Maximiliano Román (primera guitarra), Agustina Lloret (bajo) y Hernán Mora (batería).

Edad promedio: 30 años.

Discografía: A le la (2015), El retorno de los Brujos (2018), No lo despierten (single – 2019) y
Metadata (2020).

Instagram: @biomasbanda
Facebook: /biomasbanda

Deja unComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *