“Las despedidas son esos dolores dulces”. Esa frase redonda de “Gualicho” resume a la perfección lo que sucedió anoche (justamente) en La Plata. Aerosmith tocó en el Estadio Único bajo el anunciado “por última vez en Buenos Aires”. El adiós no encontró a una banda desanimada o en estado decadente. Para nada. Lo que se vio fue a cinco músicos inspirados, reencontrados con sus raíces de rock and roll, buscando un balance entre sus primeros discos y la etapa post Permanent Vacation (1987). No por nada nombraron a esta gira como Rock N´Roll Rumble. Así se mezclaron “Back in the Saddle”, “Last child”, “Rats in the Cellar” (las tres de Rocks, de 1976) con los mega hits “Love in the Elevator”, “Crying”, “Jaded”, “Crazy” y “Living on the Edge”. Steven Tyler demostró una vez más que es el frontman vivo que mejor domina todas las herramientas presentes en un escenario para encender al público. Tyler se movió, sonrió, señaló, se tiró al suelo y hasta usó el pie de micrófono para azotar a los espectadores del campo VIP. Y cada vez que una cámara pasó cerca la utilizó para cantar mirando fijo a la lucecita roja, en plan videoclip, a sabiendas de que se veía en las pantallas que rodeaban el estadio. Joe Perry hizo su magia con la guitarra, pero también cantó “Stop Messin´ Around”, de Fleetwood Mac, versión incluida en Honkin’ on Bobo, el disco de 2004 que sirvió para reflotar ese mismo espiritu blues rock que sobrevoló anoche La Plata. La pared rítmica Brad Whitford-Tom Hamilton-Joey Kramer no tuvo fisuras y fue clave para que Aerosmith suene en estado de gracia. Cerca del final llegaron las sorpresas. Un integrante del staff subió a escena y le pidió casamiento de rodillas a su novia. Para celebrar el “sí”, el quinteto de Boston hizo “I Don´t want to miss a thing”. Lluvia de awwwwws. Inmediatamente después arrancaron con “Come Together”, cover de The Beatles que es un clásico de sus shows en vivo y que nunca fue grabada en estudio. A pesar de que gran parte de las 30 mil personas presentes pidieron por “Mama Kin”, el cierre fue con otras dos canciones modelo setenta y pico: “Dream On” y “Sweet Emotion”. Dijeron adiós, pero si están vacío llenense, Aerosmith.

Fotos: Gentileza AKE Music