Adavan

Discos de Cabecera: “El hecho, de Neblia. Oscuridad de cuerdas rasgadas. La sombra de un hombre que fuma solo en el balcón. Más allá de lo musical, nos une una gran amistad con la banda. Participan en nuestros “Campos de azafrán” con coros y violines y nosotros hacemos una versión upbeat de sus “Incendios”. Todo lo que hacen nos quiebra de la mejor manera. Queremos grabar en nuestra plata sus iniciales. Blurred, de Kiasmos. Un disco que curiosamente no podría considerarse como una referencia de nuestras composiciones, pero que debe ser de los pocos que nos gusta a todos. La última vez que Olafur Arnalds pasó por Barcelona a presumir de pianos programados en paralelo y en serie, ahí nos tenía embobados en primera fila. Esos teclados, los del final de “All of me wants all of you” en el directo Carrie Lowell de Sufjan Stevens y algunas dinámicas de Explosions in the Sky. Tanta tecla, tanta tecla, qué más. Welcome to Sky Valley, de Kyuss. Porque es lo más cerca que estaremos nunca de bailar en los desiertos de Marte. Ácido en amplificadores de bajo, fuzz al once y talento a chorro para dejarte seco y montar luego las Queens como quien se ha despistado. También hay guitarras, hay esperanza”.

Un show: “Si descontamos las respuestas evidentes (el primero, el último, el siguiente, el del cólico del bajista, el de la orgía, etc.), recordamos especialmente el que hicimos en Chivilcoy, a mitad de nuestra gira por Argentina. Horas de furgoneta, indicaciones a partir de un único edificio de más de dos plantas, plug & play, cables por los aires y muchísima energía. Tocamos, gritamos y bailamos con todas las ganas. Luego devoramos empanadas, dormimos en colchonetas y al rato nos metimos de nuevo en la furgoneta. Que la música iba en serio”.

Autodefinición: “La banda es un lavapiés de conciencias, un atragántate ahí tus cuerdas. Algo de libros mal citados y melodías plagiadas con displicencia. Recitar a Katchadjian con el libro al revés y tener en la cabeza un Hammond desafinado. No hay humanidad en la banda, a veces parecemos todos bajistas. No queremos trabajar en nada y nuestro último single se llama “Vida Laboral”. Agonía, amic”.

Origen: Barcelona

Discografía: Una forma huracanada de mantener la calma (LP – LCM Record, 2017) y Ada Van (EP – Siete señoritas gritando, 2015)

Integrantes: Tito Barguñó (voz), JoanRa Pla (teclados), Ferran Gonzàlez (batería), Andreu Machuca (bajo) y Edu Hurtado (guitarra).

Facebook: Ada.Van.Bcn

Twitter: adavanbcn

Deja unComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *